Ecuador, pasó de migrante a inmigrante

0
Personas trasladándose de un lugar a otro. Fuente: ANCUR/Roger Arnol.

Ecuador, es el destino preferido por varios migrantes, para mejorar y dar un cambio radical a su vida, pasando de ser un país emisor de migrantes a uno receptor, pues hay que recordar que, según el Ministerio del Interior, en 1999 alrededor de 3 millones de personas abandonaron el país a causa de la situación económica que se atravesaba en ese entonces.

En la actualidad, la vecina República de Venezuela, pasa una situación similar a la que se vivía en Ecuador hace una década, sin embargo, las cosas allí han empeorado, pues los ciudadanos no solo se encuentran sumergidos en una crisis económica, sino también política y humanitaria.

Los venezolanos, ingresan al Ecuador por vía área o terrestre, ya sea por el Aeropuerto José Joaquín de Olmedo o por el Puente Internacional Rumichaca, donde el único documento requisito para ingresar es la cédula de identidad o el pasaporte.

Los panoramas son distintos, las personas que viajan por vía aérea no sufren tanto en su travesía, como lo hacen los que ingresan por vía terrestre, puesto que, estos últimos deben caminar varios kilómetros, durante algunos días, soportando las bajas temperaturas y donde el hambre se apodera de ellos. Según el Ministerio de Gobierno, del 3 al 25 de agosto cruzaron el Puente Internacional de Rumichaca cerca de 3 mil 704 personas al día.

Este gran flujo de migrantes, se dio debido a la decisión que tomó el presidente Lenin Moreno de restringir la entrada a los venezolanos, haciendo funcionar una visa humanitaria, misma que se le otorgaba al ciudadano que portara sus documentos de identificación (hasta 5 años después de la fecha de caducidad) y un certificado de los antecedentes penales.

Sin embargo, gran cantidad de venezolanos logran ingresar al país de manera ilegal y permanecen en el país durante una larga temporada, hasta conseguir dinero para migrar a otro país o deciden establecerse.

Pero una de las preguntas comunes ante la migración que se vive es ¿Por qué escogen a Ecuador como su destino? Y la respuesta es simple: el dólar. Varios de los venezolanos valoran la estabilidad del dólar a diferencia de los bolívares, mismos que se deprecian cada día más y afecta a la economía de la nación.

Sean o no legales, los ciudadanos de Venezuela ingresan al Ecuador e intenta mejorar su vida y buscar la manera de ganarse la vida y de obtener dinero para enviarlo a su familia que radica en su natal país, ante esto gran parte de ellos laboran en el sector informal y aquellos que tienen mejor suerte, trabajan en locales comerciales o lugares que ofrecen una estabilidad laboral.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), alrededor del 87% de migrantes venezolanos laboran en el sector informal, donde sus ingresos son inferiores a un salario básico y no cuentan con ningún tipo de seguridad.

Así pues, existe gran cantidad de migrantes que laboran haciendo malabares, vendiendo productos energizantes, jugos naturales, papeles higiénicos, productos para el hogar o limpiando carros en los semáforos, cantando o vendiendo caramelos en los buses y en otros casos en cambio existen mujeres que se dedican a la prostitución.

Ciudadano venezolano, laborando en el sector informal. Foto: Álvaro Pérez/ El Telégrafo.

Ante estas condiciones laborales, los venezolanos se convierten en un grupo vulnerable que está expuesto y debe enfrentarse ante agresiones físicas o verbales, discriminación, explotación laboral o estafas.

Uno de los casos de esta lucha es el de Víctor Guevara, quien vende donas en una de las esquinas de la capital, mismo que asegura gana 0,20ctvs por dona y en el día vende alrededor de unas 30, él, así como varios de sus compatriotas, abandonaron su país natal a causa de la inestabilidad económica y laboral, donde la situación era insostenible y busca en Ecuador un futuro mejor para su familia y sus hijos.

Víctor asegura que tuvo que dormir varios días en un colchón y soportar los comentarios xenofóbicos de los ecuatorianos, mencionando que hay gente buena y mala, donde se debe tener valor para salir a trabajar en las calles.

De esta manera el trabajo informal aumenta en Quito, donde los policías metropolitanos están pendientes de que los ciudadanos extranjeros tengan el permiso correspondiente para estar y laborar en el país.

Sin embargo, los migrantes pueden llegar a ser un gran aporte en la economía de un país, puesto que ellos llegan a ocupar plazas de trabajo que los pobladores de una nación no lo aceptan, según lo afirma el catedrático Michel Levi.

Pero también existe la otra cara de la moneda, es decir aquellos migrantes que han corrido con un mejor destino, tal es el caso de Gregory Mantilla, quien es graduado en gerencia de empresas y obtuvo un buen empleo dentro de Quito, pues administra una tienda de ropa del centro comercial y puede subsistir con tranquilidad.

Según la Agencia de la Organización de Naciones Unidas para los refugiados (Acnur) el número de residentes de Venezuela en Ecuador va alrededor de los 263 mil, donde mencionan que, si decidieran juntarse, podrían habitar una ciudad entera como Manta, por ejemplo.

El anhelo de varios ciudadanos venezolanos es regresar a su patria, pero cuando esté libre de problemas económicos, políticos y sociales, donde puedan vivir y laborar con tranquilidad, aunque están consientes que recuperar la economía tardará mucho tiempo. Por el momento varios de los migrantes que residen en el país se enfrentan a una gran cantidad de peligros y comentarios xenofóbicos.

No obstante, muchos de ellos no se dejan vencer y continúan trabajando para poder cumplir su objetivo de estar fuera de su país, donde gracias a varias entidades públicas y privadas, varios de ellos pueden permanecer en condiciones dignas, pues les han brindado el apoyo humanitario que necesitan.

Migrantes venezolanos en Ecuador. Fuente: El Diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here